Sabias que…

agua

El agua es el elemento más abundante del cuerpo humano, 70%, y de los músculos, 72%. Aunque no proporciona ni una caloría resulta esencial para el organismo porque todas las funciones metabólicas se llevan a cabo en un entorno liquido. Constituye el vehículo esencial para expulsar las toxinas del organismo y contribuye a su limpieza.

Existe al menos un estudio que ha puesto de manifiesto que beber 500 ml de agua fresca produce una elevación del efecto termogénico interno, lo cual conduce a un mayor gasto calórico y a eliminar grasas.

Tanto en periodo de ganancia como de pérdida de peso hay que beber agua en abundancia.


fibra-alimentaria

La fibra es un carbohidrato que no proporciona ni una sola caloría porque el tubo digestivo humano carece de las enzimas para digerirlo. No obstante, es indispensable en la alimentación humana porque favorece el tránsito intestinal, ayuda a reducir los niveles de colesterol y limpia el colon de residuos metabólicos.


 

sal

La sal provoca la retención de agua, por lo que al acumularse bajo la piel ‘borra’ los músculos y evita que se vean definidos, además, eleva la presión sanguínea y puede dañar los riñones.

Por otro lado, está demostrado científicamente que la celulitis es más habitual en personas con retención de agua, ya que este tejido se compone en gran parte de líquido. Por consiguiente, conviene reducir el consumo de sal.

Existe un suplemento nutricional que proporciona en una sola dosis todos los nutrientes, incluidos las vitaminas, los minerales, los antioxidantes, las enzimas, los fitonutrientes y la fibra de 5 raciones de frutas, verduras u hortalizas.

Constituye una garantía nutricional para todos aquellos que por exigencias de la dieta baja en carbohidratos, por elección personal, o por la razón que sea no consumen las raciones de frutas, verduras y hortalizas que la OMS aconseja para el mantenimiento de la óptima salud.


El pescado
Cada ciudadano español incluye en su dieta 30 kilogramos de pescado al año, lo que nos sitúa, detrás de Japón y Portugal, en los primeros puestos del consumo mundial de este producto y nos convierte en un país eminentemente ictiófago.


Leche
La leche de vaca es un producto que ha adquirido gran importancia en la alimentación humana. Habitualmente no se consume en crudo, sino que es sometida a diferentes tratamientos térmicos a través de los cuales se obtienen las leches de consumo.


El pan
Este alimento básico en el consumo diario posee propiedades nutritivas muy valoradas en los últimos tiempos. Pero aún existen muchas lagunas en el conocimiento del producto, sobre todo acerca de sus numerosas variedades.


 

La mayoría de los españoles considera importante cuidar la alimentación, pero solo el 38% cambia sus hábitos alimentarios y sigue una dieta más sana.

FSC